Acción social

Acción social

Formación

Formación

Voluntariado

Voluntariado

Actualidad

Actualidad

Contacto

Contacto

Acceso a cursos

Acceso a cursos

Documentación

Documentación

Inicio / Acción social / Vehículo lento

Proyecto vehículo lento

El “vehículo lento” es una prestación básica que proporciona una serie de atenciones o cuidados de carácter personal, doméstico, psico-social, educativo y técnico, que se prestan en el domicilio a personas con dificultades o riesgo de exclusión para procurar su bienestar físico, social y psicológico, proporcionándoles la posibilidad de continuar en su entorno habitual de vida.

De forma general podemos dividir estos servicios en dos:

- Servicio de mantenimiento de la vivienda: destinado a personas con problemas que precisen ayuda para la realización de tareas de la vida diaria (atención del hogar, lavado y planchado de la ropa, apoyo en la elaboración de comidas, compra, etc). No se trata de un servicio de limpieza sino de un servicio de apoyo en el hogar que tiene como objetivo “supervisar” periódicamente a personas que presentan estas necesidades para prevenir situaciones de riesgo y el deterioro de la vivienda.

- Servicios de atención personal: destinado a personas que necesitan apoyo psicosocial, ayuda para vestirse, hacer la compra,etc.

Concretamente podemos decir que nuestra atención comprende:

- Gestión de documentación (recetas médicas, gestión de seguros, acompañamiento a bancos, etc), es decir este servicio consiste en proporcionar a la persona el asesoramiento y ayuda que necesite en todas aquellas gestiones administrativas con las que nos podemos encontrar en nuestro día a día.

- Asesoramiento sobre reparaciones o servicios básicos en el domicilio (técnico del agua, luz, gas, etc), poder recomendar empresas de confianza para que puedan ir a hacer reparaciones o gestiones en su domicilio. De forma que el usuario acabe con el miedo de que una persona desconocida entre en su domicilio. Si el usuario lo solicita nosotros mismos le haremos las gestiones.

- Cubrir necesidades básicas (llevar comida, hacer la compra, llevar y traer ropa a la lavandería, podología, cuidados en el hospital, etc), dar estos servicios a personas que lo necesiten, que aunque parezcan servicios muy fáciles de gestionar hay personas con grandes dificultades para realizarlas.

- Apoyo psico-social: es un servicio de apoyo psicológico a personas con dificultades donde se incluyen diferentes actividades como: trabajar técnicas de motivación, de resolución y gestión de conflictos, gestión de la soledad, procesos cognitivos (atención, memoria, percepción, etc), gestión de las emociones, tramitación de ayudas sociales, como por ejemplo la gestión de ventajas fiscales en la gestión del teléfono, gas, luz, etc.

- Supervisión, previa autorización del usuario y/o tutor legal, de su gestión económica diaria; pagos e ingresos, es decir supervisar que le han cobrado correctamente por los servicios prestados.

Volver a los proyectos.

Síguenos en Facebook Twitter